El precio psicológico del espíritu empresarial

financieros

Puede ser difícil imaginar que el espíritu empresarial tiene un costo psicológico, gracias en gran parte a la tendencia de los medios de comunicación a mostrar los lujosos y excitantes estilos de vida de los empresarios de alto perfil y éxito. 

Palabras clave: espíritu empresarial, precio psicológico, éxito, 

Características a tomar en consideración

La mayoría de los empresarios de éxito no tienen aviones privados o islas, tampoco la mayoría se codea con diplomáticos o celebridades conocidas. Por ello, la mayoría de los empresarios vive bien, pero no de manera extravagante.

Eso no quiere decir que estos ricos empresarios lo tengan todo hecho. Como todos los empresarios, alcanzar metas y mantener el éxito es un desafío y puede tener un precio psicológico. Esta es la naturaleza del camino elegido.

La depresión y la ansiedad están a menudo al acecho en las sombras para los empresarios. No todos lo experimentan pero, se cree que muchos de los empresarios tienen momentos en los que la salud mental se convierte en una preocupación.

Existe un porcentaje grande de empresarios que se preocupa o experimenta problemas de salud mental. Para entenderlo mejor, se deben ver algunos obstáculos comunes de los empresarios que pueden ser factores en el precio psicológico.

Los empresarios suelen estar solos, por elección

Ser un empresario es, en muchos sentidos, bastante solitario. Por supuesto que se tienen amigos, familia y un equipo de trabajo para sacar adelante la idea de negocio, pero ser transparente sobre el estado de la empresa se deja sobre los hombros del empresario.  

Por ejemplo, los empresarios a menudo necesitan ponerse al frente para mantener la confianza de los inversores, el equipo con energía,  la familia y los amigos despreocupados.

Esto puede crear un espacio bastante solitario para los empresarios. Ya que, hacer frente a todos estos aspectos, le lleva el peso de todas las preocupaciones y la ansiedad al empresario solo. 

Este hecho se considera insalubre y puede contribuir al precio psicológico de la iniciativa empresarial. Por lo tanto, se recomienda encontrar un mentor porque se puede acudir a él y tener una caja de resonancia para los asuntos que no se  quieren compartir con otros.

financieros

El espíritu empresarial es muy difícil de apagar y de hecho quien lo tiene busca cultivarlo y desarrollarlo

Los empresarios en general  son apasionados, comprometidos, decididos y todo en cada hora del día. Esto incluye los fines de semana. Por lo tanto, cuando se hace crecer un negocio, puede ser muy difícil dejar el trabajo y disfrutar de la vida. 

Ciertamente ser empresario es una vocación. Pero dicho esto, tiene que haber un equilibrio para asegurar que la vida personal esté intacta incluso si el negocio fracasa, asunto que en la realidad es difícil de alcanzar. Porque, para cualquier empresario exitoso puede decirse que el fracaso es ciertamente una opción.

El fracaso es parte del proceso empresarial

El fracaso es de hecho parte del proceso de ser empresario, y cuanto antes, se acepte  más fácil será poderlo asimilar. Pero aunque el fracaso es parte del proceso empresarial, es difícil reformular y deshacerse del miedo al fracaso.

Los sentimientos de fracaso pueden contribuir al costo psicológico del emprendimiento, si no se tiene una idea clara de su significado, porque el miedo al fracaso puede descarrilar el negocio y destruir las relaciones debido a la ansiedad y la depresión en la vida personal. 

Por ello, en lugar de centrarse en el fracaso, hay que centrarse en los logros que se han conseguido por pequeños que sean.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *